Xeon Scalable, el nuevo procesador de Intel ya está aquí

Hace unos días hemos podido asistir al lanzamiento de la nueva familia de procesadores Xeon de Intel, denominada Xeon Scalable. Según Intel esta nueva familia de procesadores supondrá un importante avance en materia de rendimiento y eficiencia energética, contando además con variantes especificas para determinados tipos de cargas de trabajo, tales como HPC, IoT, etc.

 

Imagen_procesadores_Xeon

 

¿Qué podemos esperar de ellos?

 

Para empezar el número de cores crece hasta los 28 y (siempre según Intel), se pueden experimentar mejoras de rendimiento de hasta:

  • 70% menos de latencia en acceso a datos
  • 4.2 veces más máquinas virtuales que la familia anterior
  • Entre 40% y 100% de rendimiento más, usando plataformas como Google Compute Platform
  • Etc.

 

Silver, Bronce, Platinum….

Si este no fuese un blog tecnológico, parecería que estamos en una joyería :-), en realidad esta nueva clasificación de los procesadores se basa en:

 

Platinum

Son los más potentes de la familia y lógicamente podemos usarlos para todo, pero es en HPC y análisis de datos donde puede tener más sentido pagar el coste. Por hacer una analogía, serán los sustitutos de los E7

 

 

Gold y Silver

Son los procesadores que más vamos a ver en Servidores en el Datacenter, ideales para Virtualización, Cloud, etc, etc.

Xeon Scalable Gold

Xeon Scalable Silver

Bronze

 

Serán los Xeon de bajo coste, enfocados sobre todo al SMB y a equipos de almacenamiento Entry Level

Xeon Scalable Bronze

 

Reconocimiento de créditos:

Todas las imágenes son propiedad y cortesía de Intel. Puede consultarse las originales, así como información adicional sobre los procesadores aquí.

1 comentario en “Xeon Scalable, el nuevo procesador de Intel ya está aquí

  •  

    Agradable ver la competencia honesta. ya que por esto Intel se ha peusto las pilas. Sin AMD, Intel podría no haber sido motivado para abandonar el terrible Pentium 4 e implementar la arquitectura Core mucho mejor. Es posible que nunca hubiéramos conseguido una implementación eficiente de 64 bits, ni siquiera una tecnología multi-core honesta (los primeros multicores de Intel estaban literalmente pegados en un único paquete). Por lo menos no en el plazo que los conseguimos.

    El aumento de ARM muestra que Intel se complace. No ven la competencia como una amenaza hasta que los supera, entonces juegan a ponerse al día.

    La pregunta más grande que esto trae a la mente es una de sincronización. Se necesitan años para perfeccionar una nueva arquitectura. Tomó AMD algunos años para conseguir el hilo de rosca a los estantes, y batió a Intel. Si Intel puede golpear de inmediato, deben haber estado sentados en esas mejoras, pero ¿por qué? Probablemente no pensaba que AMD lo tenía en ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.